El caso para la educación basada en competencias, de Tom Vander Ark


Tomado de The Case For Competency-Based Education, de Tom Vander Ark.


“En el pasado, la educación consistía en enseñar algo a la gente. Ahora se trata de asegurarse de que los individuos desarrollen una intuición confiable y las habilidades necesarias para encontrar su propio camino en un mundo cada vez más incierto, volátil y ambiguo ”. Esa es la conclusión de un nuevo libro de la OCDE.


En Schooling Redigned, la OCDE aboga por las escuelas que presentan tareas y proyectos que desafían a los jóvenes, como auténticas formas de desarrollo del diseño, la colaboración y las habilidades de comunicación que los preparan para enfrentar situaciones nuevas y complejas.


La parte más prometedora pero desafiante de la transformación será marcar el tiempo para demostrar dominio. Durante años, las escuelas se han organizado en torno a grupos de edad y progreso, basados en un año escolar obligatorio y horas cursadas. El problema es que este sistema no funciona para la mayoría de los estudiantes: algunos estudiantes están aburridos y frustrados y otros no obtienen lo que necesitan y son desplazados por un sistema con grandes brechas académicas que les impide el éxito a niveles más altos.


Un nuevo informe describe algunas de las razones por las que este sistema ha sido tan resistente al cambio, empezando por el hecho de que es difícil medir el aprendizaje. Las políticas locales, estatales y federales que guían el progreso de los estudiantes, así como la aprobación e ingreso a nivel superior a menudo se basan en los tiempos. Y hay un par de cientos de años de tradición que superar.


Muestra lo que sabes: El estado de la educación basada en competencias, escrito por Getting Smart y publicado por el XQ Institute, establece cuatro razones para el cambio:


1. Preparación de calidad. Gran parte del mundo de la capacitación corporativa ha cambiado de participación a habilidades demostradas para mejorar la preparación para el trabajo. Los enfoques combinados y personalizados son más populares entre los empleados y más rentables para los empleadores.


A pesar de lo útiles que han sido sus videos tutoriales, la gran contribución de Sal Khan a la educación es su defensa del aprendizaje basado en competencias. Su ahora famosa analogía de la casa construida sobre una mal terreno, dice que los estudiantes que logran pasar lo hacen con sólo dominar el 70 o el 80 por ciento de los programas, lo cual deja brechas fatales en la comprensión, brechas que probablemente nunca se cerrarán y harán a los alumnos incapaces de desarrollar los conocimientos que deberían poder desarrollar. Él dice que los estudiantes deben dominar dichas habilidades al más alto nivel antes de continuar con la transferencia de habilidades.


2. Aprender ciencia. Como señala Todd Rose de Harvard: no hay promedio, cada uno de nosotros tiene un perfil diferente. Él y otros argumentan que debemos abordar las necesidades individuales de los alumnos.


"La investigación sobre cómo aprenden los estudiantes estudia qué tan importante es conocer a un estudiante dentro de su zona de desarrollo próximo y diseñar progresiones de manera efectiva, donde el aprendizaje depende de un aprendizaje previo exitoso", según iNACOL.


3. Equidad. Si cerrar brechas es la meta trazada, entonces las estructuras, los horarios y los apoyos pueden dirigirse a los alumnos con dificultades y que necesitan más tiempo y ayuda para acelerar su aprendizaje (se deberían dirigir más recursos, por ejemplo, a las escuelas y los maestros que prestan esos servicios, así como a estudiantes desfavorecidos).


Con un enfoque basado en la equidad, CompetencyWorks (un proyecto de iNACOL) sugiere que el aprendizaje basado en competencias rompe con las prácticas no equitativas y promueve resultados altos para todos los estudiantes. En su discurso de apertura en la conferencia de iNACOL 2019, Russlynn Ali de XQ dijo que "Las escuelas secundarias son la próxima frontera en la lucha por la equidad educativa".


4. Mediación. Más de una década de investigación sugiere que la mentalidad también importa a nivel medio, superior y es clave para el éxito profesional. El grado en que un estudiante desarrolla su propio aprendizaje, es la clave y está representado en nuevos marcos de resultados como XQ Learner Goals y MyWays from NGLC.


Mary Ryerse de Getting Smart dice: “Cuando los propios estudiantes tienen una idea de quiénes son, a dónde se dirigen y qué se necesita para llegar allí, tanto en términos de hábitos diarios como en planes a largo plazo, existe un sentido único de propósito".


¿Qué sigue?


Para interrumpir la inercia que ha hecho tan difícil el cambio y para repensar fundamentalmente lo que los alumnos graduados deben saber y poder hacer, se requiere innovación en cinco puntos:


1. Modelos y redes de aprendizaje más innovadores, en particular para las escuelas secundarias.

2. Plataformas de aprendizaje basadas en competencias y sistemas de identificación.

3. Sistemas de orientación de calidad que aseguren la equidad y el acceso.

4. Expedientes basados en el dominio de habilidades que permitan a los estudiantes demostrar más plenamente sus capacidades a nivel medio y superior y con empleadores.

5. Políticas de estado que permitan desarrollar un perfil relevante para los graduados, que deje espacio para los programas de innovación y genere un marco de resultados de calidad.


El cambio global a la competencia está en marcha y nos permitirá conocer mejor dónde y cómo se encuentran los estudiantes, así como garantizar que obtengan lo que necesitan y ayudarles a contar su historia particular. Todos los involucrados en la educación tienen la oportunidad de ayudar a que la transición sea más rápida, mejor y más equitativa”.


Ver artículo original.

  • Blanco Icono LinkedIn

© Copyright 2018 by CMC Medios

Contáctanos

Dirección

Tel: 222 574 0141 

Email: contactcenter@cmcmundial.org

 

ACT® es una marca registrada de ACT Inc.

Lateral Sur Recta a Cholula 3500, Ex Hacienda Sta. Teresa, San Andrés Cholula, Puebla,

C.P. 72813